Archivo de la etiqueta: Valeria Fuenzalida

El cuerpo de los otros: Froterismo, de Eduardo Barahona

por Valeria Fuenzalida

14012857_10208705429384763_347613144_oFroterismo; Parafilias I es la primera novela de Eduardo Barahona, publicada por Ripio Ediciones (2016). El subtítulo de la novela, Parafilias I, instala a Froterismo como la primera entrega de un proyecto mayor del autor destinado a esta temática.

La novela nos presenta la historia de un joven, Bastián, repartida en episodios que se suceden en cuatro días de su rutinaria vida. La historia comienza en una aparente cotidianeidad, donde observamos la rutina de un típico asalariado santiaguino. Sin embargo, desde esta apariencia, emergen los deseos sórdidos de Bastián y las grietas de su pasado, dando paso a lo obsceno. El relato nos muestra cómo el joven, incapaz de relacionarse e intimar con otro en forma normal, emocional o sexualmente, encuentra este ansiado contacto con un cuerpo otro en los roces ajenos que se suceden en el transporte público, arrojándose a la práctica del “froterismo” con alevosía, parafilia que le da nombre a la novela. El froterismo es una parafilia consistente en la excitación erótica mediante el rozamiento del órgano genital con el cuerpo de otra persona sin su consentimiento. Con el paso de los capítulos, Bastián se ve envuelto en sórdidas situaciones para-sexuales, las que son, aparentemente, la única forma en que puede relacionarse con el otro. Del mismo modo, comprendemos que es una víctima enajenada de su trabajo, donde con mucho esfuerzo ha conseguido la posición de “jefe de local”, puesto que le da sentido y jerarquía a su existencia: “Para él, todos los que trabajaban en el restaurant eran porquería. Lo que sobra de otras partes, como un colegio malo o una correccional. Gente inferior. Ni tan inteligente, ni tan lista, ni tan trabajadora como lo es él” (97).

La propuesta es atractiva de leer, pues su autor logra administrar con habilidad el ritmo de una narración que se constituye en una historia atrayente. Además, la lectura es rápida y fácil, sin grandes obstáculos de forma entre el relato y el lector. A medida que los capítulos avanzan, la misma sordidez del relato que repele al lector, lo vuelve más y más atrapante, convirtiendo al lector en una especie de voyeur, que no puede dejar de mirar, pues se presiente una cierta catástrofe, pasada o futura, aproximándose.

La edición, sin embargo, tiene varios puntos cuestionables, pues el formato de publicación no es amigable a la vista: letra muy pequeña, incluyendo la utilizada en la contracubierta. El tamaño del libro intenta emular el formato “de bolsillo”, sin lograrlo. Del mismo modo, el texto cuanta con muchos errores de tipeo: letras erróneas y conectores faltantes en algunas oraciones, errores que resultan graves por su persistencia.

Lo interesante de Froterismo es que la historia no solo persigue mostrar la temática parafílica, sino que junto a ella son múltiples las aristas que se insinúan, como la soledad y la indiferencia en que nos sumerge la sociedad actual, las grietas en la cotidianeidad de una familia, la voz de un sujeto enajenado por la ideología del consumismo: la mujer como objeto sexual, el machismo y las nociones occidentales de éxito. Sin perseguir grandes aspiraciones escriturales, de forma o de género, la historia de Bastián aparece desnuda frente al lector, con un buen ritmo narrativo, pero sin trabajar sobre la escritura. Esta fórmula escueta y algo dura, de pronto aparece como la única forma de contar una historia sórdida como esta. En esta falta de pretensiones, la novela funciona por lo que es.

Eduardo Barahona

Froterismo

Ripio Ediciones, 2016

__________________________ 

Valeria Fuenzalida Vargas (1990), es Licenciada en Lengua y Literatura Hispánica, mención Literatura, y Profesora de Educación Media, en Lenguaje y Comunicación (UChile). Ha participado como organizadora en las Jornadas de Literatura Latinoamericana “Palabra Abierta”, y como expositora en las Jornadas Andinas de Literatura Latinoamericana de Estudiantes (Jalla-e).

CC licencia

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

Al sur de la palabra: Fractal, de Roberto Soto

por Valeria Fuenzalida

Fractal_Roberto SotoFractal es la primera publicación del poeta chileno Roberto Soto, proveniente de la ciudad de Los Ángeles, editado por Camino del Ciego Ediciones.

En una primera instancia, la escritura del autor pareciera transitar tópicos comunes de la literatura, que han sido visitados y revisitados por los poetas. Los títulos de cada pieza poética evocan estos clásicos: “Amor”, “Eternidad”, “Destino”, “Utopía”, “Develación”, “Tentativa de revolución”. Sin embargo, a medida que la lectura se adentra en el poema, la certeza del tópico se desdibuja, en imágenes disímiles, parciales, fractales, donde finalmente el “lugar común” es desmenuzado y fragmentado, reinventándolo desde lo particular y desde lo cotidiano, sorprendiendo al lector y encontrando lo universal en su diaria contradicción.

Es preciso detenernos en el poema que abre el poemario y que se titula “Boceto Manifiesto”. En una suerte de declaración de principios, el hablante se sitúa al sur de la palabra: “Me ubico al sur de la palabra, en el Linhde de la provincia lárica” (7). Al sur de la palabra, o sea, al sur de la literatura, en el linde o límite de esta. Desde aquí el autor afirma su compromiso con Linh (“en el Linhde”), además, se des-cuelga de la poesía lárica, ética y estética fundada por Jorge Telleir, que busca afirmar el orden inmemorial existente en la provincia y los campos, en oposición al caos citadino. Culmina señalando: “Acudo a la muerte de los malditos, escondido detrás de los visillos y cortinas” (7). Siempre desde el límite, desde el visillo, desde el linde, se nos presenta como un hablante fronterizo.

Por otro lado, el poema titulado “Certeza”, nos instala inicialmente en ese encuentro privado con nosotros mismos, comúnmente frente al espejo del baño, común, cotidiano, íntimo. Es ahí donde, en un esfuerzo consciente, la existencia se despoja de las relaciones materiales que la envisten:

“Dar un portazo al universo que formó mi cuerpo (…)

Sin aves, sin marías, sin rezos

sin dioses, adioses, ni rencores

sin epifanías ni epifenómenos

el hombre frente al hombre” (8).

El cuerpo se sitúa en un existir “fuera del mundo”, despojado de todo, para luego el cuerpo mismo desgajarse, desmigarse, hasta pasar a ser sólo una “convergencia de fluidos” (9), donde solo se mantienen, débiles, los recuerdos que forman al poeta como ser:

“el piano de Rachmaninov

cuentos desperdigados de Bioy

la voz de Bolaño” (9).

Como este, las obras que componen este poemario oscilan entre lo cotidiano y lo abisal, lo corporal y lo etéreo, en un ejercicio desenfadado y lúdico que tiene como resultado una lírica compleja y atractiva.

El poemario recorre sucesos y relatos de nuestra cotidianeidad, el amor, el destino, el dolor, reescribiéndolos desde las miradas particulares y el lugar privado. Como observando desde un fractal, asistimos a diversas experiencias: la voz desvariante de un enfermo, la confusión de una uniformada protocolar al perder su embarazo, los ex revolucionarios enfrentados al sin sentido posmoderno: “Si nos allanan encontraran el triciclo de nuestra hija / y unas sábanas que tocan tu cuerpo una vez a la semana” (54). Los tópicos trascendentales son desafiados a su devenir irreversible en la escritura de Soto, convirtiendo este poemario en un ejercicio literario contemporáneo y necesario.

Roberto Soto

Fractal

Camino del Ciego Ediciones, 2014.

__________________________ 

Valeria Fuenzalida Vargas (1990), es Licenciada en Lengua y Literatura Hispánica, mención Literatura, y Profesora de Educación Media, en Lenguaje y Comunicación (UChile). Ha participado como organizadora en las Jornadas de Literatura Latinoamericana “Palabra Abierta”, donde también se ha desempeñado como expositora.

CC licencia

Etiquetado , , , , , , , , , , ,
Anuncios