Archivo de la etiqueta: Ediciones Oxímoron

“Tú no hieres. Hiere Dios”: La marca del fuego, de Macarena Solís

por Eduardo Farías A.

la-marca-del-fuego-cubiertaEn esta reseña, escrita desde el gusto, quiero hablar brevemente de un libro breve pero intenso: La marca del fuego, de Macarena Solís. Este poemario ha sido publicado por Ediciones Oxímoron, editorial que incursiona en la búsqueda de poemarios fuera del circuito profesional de escritores al que estamos habituados. Macarena Solís aparece desde Valdivia con un libro sorprendente: La marca del fuego. El acierto de Ediciones Oxímoron es, justamente, refrescar el ambiente literario con la grata sorpresa, tal como sucede con este libro. Otro acierto se encuentra en el diseño editorial: el diseño de la cubierta se sigue desarrollando en el interior del libro en aquellas páginas que contienen información editorial, como la portadilla, la portada, la hoja de créditos, e incluso las páginas en blanco. El único ajuste en esa lógica de diseño sería repensar la diagramación del índice (guerra al típico índice de puntitos) y el juego de color en el código de barras.

Macarena Solís no solo es poeta, también es bioquímica, este dato que explica el uso de términos científicos en el poemario. La marca del fuego comienza con la aparición consciente de una hablante, quien existe y logra construirse desde la separación de un otro génerico: “No soy tú. // Soy más lejana a ti que la verdad. // Todo el resto / es relativo y discutible. // Todo el resto / es libertad” (9). La identidad de la hablante es un tema recurrente en el libro, sin embargo, el proyecto poético está en otro punto; la pregunta sobre el para qué escribir, a lo que la hablante responderá: “No quiero poesía críptica. // Quiero descifrar el puzzle / trazado en el camino de tierra / que recorro cuando busco” (11). Macarena Solís escribe sobre la vida, sobre la existencia, sobre la presencia de un otro con quien la relación y la distancia están marcadas por la violencia; tópicos que, en este libro, son tratados con profundidad, esa profundidad oscura que ilumina: “A la vida no le importa / la forma invisible en que camino. // Solo es cierto / el baile de los restos / el fluir de abrazos microscópicos / estallidos moleculares / para los que somos un disfraz” (13). Así, la vida se piensa y se juzga desde una hondura poética notable que funciona a lo largo del libro, es decir, constantemente Macarena Solís nos sorprende: “No hay moral / en nada que sea honesto / ni en la lluvia / ni en las danzas exquisitas / que transforman diariamente / los cadáveres de sal” (18).

Para terminar, La marca del fuego es un libro breve, son solo 26 poemas que concentran un devenir poético notable, con pausas, valles y cordillera; este poemario nos habla de la existencia, de la construcción de identidad, del otro, de la violencia, de la marca del fuego: en síntesis, de lo humano.

Macarena Solís

La marca del fuego

Ediciones Oxímoron (2016)

__________________________

Eduardo Farías Ascencio (Santiago, 1985) es Licenciado en Letras Hispánicas PUC y Magíster en Edición por la Universidad Diego Portales/Pompeu Fabra. Ha publicado poemas y críticas en diversos medios. Se ha desempeñado también como editor en la Revista Grifo. Actualmente es director editorial de Gramaje Ediciones.

CC licencia

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

“Te maldigo a tacto lento”: Los Esperantos, de Carlos Bennett Ballacey

por Eduardo Farías Ascencio

Los esperantos de Carlos Bennett Ballacey_3El movimiento editorial independiente que hay en Chile ha permitido que la poesía contemporánea se desarrolle sin la preocupación por la escasez de espacios de publicación. Gran parte de las editoriales independientes incorpora en sus catálogos la poesía, la que proviene, al menos en Santiago, de un campo cultural bastante restringido y amplio a la vez, aunque suene contradictorio. En otras palabras, en la edición independiente chilena no se publica a cualquiera, por lo que la calidad literaria y el posicionamiento del poeta en el campo cultural son los parámetros que posibilitan la publicación de un poemario, por lo que la difusión de poéticas periféricas, marginales, adjetivos sin su denotación política y teórica-literaria, no es un fenómeno en la edición independiente. A veces resulta necesario ver afuera de los muros de nuestro campo literario y Ediciones Oxímoron lo ha hecho y ha publicado Los esperantos (2014) de Carlos Bennett  asumiendo un riesgo editorial al mostrarnos una voz nueva, un autor que es una figura periférica, que gracias a un trabajo silencioso ha construido un espacio alejado del centro de la poesía chilena, aunque no por ello menor.

El título ya alude a la lengua auxiliar creada por el polaco Ludwik Lejzer Zamenhof en 1887. Este poemario muestra el esperanto en sus títulos, mientras que todo el resto del texto está en español. Si bien la propuesta de escribir a partir de dos lenguas es admirable, el problema de estructura literaria es que no cumple con su cometido: “nombrar / las cosas / con otros apellidos” (14). En otras palabras, no cumple con su poética, no va desde una lengua a otra, el esperanto solo es usado para titular, lo que genera una estructura evidente. Las posibilidades de realizar un libro que circule entre dos lenguas son múltiples, la más común es la traducción bilingüe. También pienso en la posibilidad de transitar en el poema entre el español y el esperanto, o de ir cambiando de lengua. Pese al problema en la estructura del libro con relación a la dualidad lingüística, es un buen libro en términos poéticos: bien escrito, con un mensaje y horizonte claros. Así Los esperantos es la construcción de un hablante meditativo, el que inquiere sobre muchos temas; sin embargo, se aprecia que la voz está marcada por el amor, por la presencia-ausencia de la mujer: “pero gracias / del mismo lado / al dolor que vino a sembrar su sano juicio / a la pena que dejó alegrías / gracias / al instante en que pude verte / a ese diminuto dios que se rió conmigo” (35). Además, algunos poemas conviven con dibujos hechos por familiares del autor, lo que permite que el libro funcione en el ámbito de la visualidad, lo que sin duda enriquece la lectura.

Carlos Bennett Ballacey

Los esperantos

Oxímoron, 2014

__________________________

Eduardo Farías Ascencio (Santiago, 1985) es Licenciado en Letras Hispánicas PUC y Magíster en Edición por la Universidad Diego Portales/Pompeu Fabra. Ha publicado poemas y críticas en diversos medios. Se ha desempeñado también como editor en la Revista Grifo. Actualmente es director editorial de Gramaje Ediciones.

Etiquetado , , , , , ,
Anuncios