“Con Dios me riño”: Hystera / Hystrión, de Fanny Campos Espinoza

por Eduardo Farías A.

libroHystera / Hystrión (Ediciones Balmaceda Arte Joven, 2015), de Fanny Campos, es un poemario que muestra tres momentos de escritura y como objetivo literario se plantea como un libro vanguardista por el cambio de género que intenta, pues expone la posibilidad de un poemario que quiera ser texto dramático. Ahí radica su proyecto poético, el que es el primer momento escritural. Sin embargo, desde mi perspectiva, este poemario no logra realizar este cruce o este viaje desde lo poético hasta lo dramático, se cae por un aspecto esencial en la diferenciación entre un género y otro, ya que cuando la voz de la hablante y su discurso poético tienen que estar bajo el formato texto dramático, este libro mantiene un aspecto fundamental en el formato poema: el título. El género dramático exige, desde un punto de vista literario, la construcción de al menos un discurso continuo de un hablante, el que puede cambiar de tópico libremente debido a eventos del contexto o por la irrupción de otro hablante. La continuidad del discurso es un factor fundamental a la hora de construir un texto dramático, ya que la necesidad de hablar se realiza reflejando, justamente, que nuestro pensamiento no se detiene, no para mientras estamos conscientes, el discurso fluye como la mente. Mientras que en la poesía, el poema se expresa comúnmente como un discurso único, unitario, al que se le da límites mediante títulos o algún signo divisorio. Entonces, en Hystera / Hystrión el discurso de la hablante, que debiese haber sido continuo, se fragmenta mediante la titulación, justamente para mantener la lectura del poemario como un conjunto de poemas. Los títulos internos no son un aspecto del texto dramático, porque en el monólogo no hay una separación en el pensamiento, hay una voz continua.

No postulo que Hystera / Hystrión debiese haber abandonado el poema como discurso poético versado, me limito a evidenciar que este poemario no logra trasladar el discurso poético desde el formato poema al formato texto dramático, habiendo ya logrado el libro constituirse en un texto dramático gracias a la separación en tres actos y la contextualización de la historia mediante el texto que inicia cada acto. Al no lograr trasladar el discurso poético versado al formato texto dramático debido al uso de títulos, Hystera / Hysterión no alcanza a realizar el gesto radical de escritura que propone, el libro queda trunco. Cuando miramos este libro no como un poemario, sino como el texto dramático que propone ser, es ahí donde falla.

Pese a todo, es reconocible en Hystera / Hystrión la presencia de una voz, la que culturalmente experimenta el desarrollo del consumo de música alternativa en la transición a (y en) la democracia de La Concertación. El metal, el punk, el hip hop le dieron al joven chileno de la época la oportunidad de dotarse de identidad, de una que no tenía relación alguna con las que se habían desarrollado antes. El mundo gótico es parte fundamental de la apertura que vemos en los noventa a estos discursos foráneos. La hablante se enmarca en los límites de esta cultura. El primer poema del libro, Castillos medievales en la ciudad, dice sobre la protagonista: “Deja el texto a un lado de la tina, para sumergirse. Bajo el agua casi no se escuchan los alaridos góticos de Diamanda Galás, tan de moda entre los jóvenes de una de las muchas tribus urbanas que pueblan la ciudad, imitando tendencias foráneas. Los niños de la dictadura, juegan a ser vampiros oscuros y tristes en su adolescencia, mientras los niños del arcoíris y la promesa de la alegría, los miran estupefactos, pero sin miedo” (9-10). Lo gótico no sólo dota de contexto, también es un punto de partida desde el cual se despliegan las propias particularidades de la hablante, quien nos muestra sus cuestionamientos íntimos y la relación con un otro completamente mudo, quien es una presencia en la historia, pero no habla: “Lloraría si tu cara se quebrara / Así que repite tres veces conmigo / mi nombre frente a tu espejo // Quiero que digas todavía existes / No lo olvides tres veces soy en tu rostro / y el espejo no se quebrará” (13-14); “Vestida del color de la locura / flor de papel mojado / en la trenza espero / no sé qué espero / del agua // sin saber más que hundirme / la muerte me enseña a salir a flote // mantener mi cuerpo en superficie / nunca ha sido más fácil” (26). El mundo personal que se construye la hablante está marcado por el dolor, por la locura, por la muerte, conceptos claves en la estética gótica, todo ese discurso, ese mundo relacionado con otra persona, quien posibilita como una presencia ausente el desarrollo de la historia. La hablante, en términos escriturales, se manifiesta en versos cortos con pausas internas (mediante el uso del espacio en blanco). Los textos poéticos, que son el segundo momento de escritura, están marcados por la brevedad, lo que obviamente concentra el discurso de la hablante. Desde mi perspectiva, la concisión del discurso poético permite justamente la construcción de un pensamiento alterado que expone ideas y reflexiones que por su contenido se oponen a la cultura cristiana. En esa conjunción de brevedad y locura, la voz de la hablante resulta perturbadora.

Y el tercer momento de escritura son las notas de la autora, que no pasa inadvertido. Entonces, es posible sospechar sobre la pertinencia de notas autoriales en un poemario, aquellos fragmentos escritos que tienen como función explicar, comentar, observar o advertir sobre alguna palabra o frase del libro. Me parece obvio explicar por qué una nota conduce la lectura, cuando impone un horizonte, una forma de leer. En este libro, las notas hablan sobre objetos específicos, de los cuales Fanny nos cuenta su historia, hablan sobre el contexto que va construyendo el poemario como texto dramático, hablan sobre las diversas intertextualidades explícitas que aparecen principalmente como epígrafes. También sobre la hablante y algunos momentos cotidianos significativos: “Esta obra también llegó a manos de la personaje en fotocopia de fotocopias, impresionándola su superioridad respecto de la homónima de Penrose, en la que se basó la escritora argentina. Desde entonces procuró leer su obra completa y comenzó a asistir a talleres gratuitos en Balmaceda 1215” (81). Las notas autoriales son una apuesta literaria que asume Fanny Campos, porque la escritura de aquellas es diametralmente opuesta a la escritura poética. En ellas se despliega toda una exposición y narratividad en la presentación de los datos, constituyendo una escritura extendida, muy diferente a la presentada en los poemas. Esta diferencia puede provocar que el goce de la lectura se dé en las notas y no en los poemas, lo que es un gran riesgo. Si bien sospecho de la eficacia y pertinencia de las notas, en Hystera / Hystrión creo que funcionan, ya que muestran que Fanny Campos no escribe restringiendo sus posibilidades, sino que nos hace leer dos tipos muy diferentes de escritura.

Para terminar, Hystera / Hystrión es un aparato literario que trabaja en varios niveles, desde la macrotextualidad del libro –al plantearse como un texto dramático– hasta la creación de una protagonista que habla con poemas. Asimismo, este poemario nos exige una mirada atenta al desborde de gestos literarios, de información poética y extrapoética para configurar toda una historia, todo un mundo. Y como exige ese tipo de lectura, no podemos dejar pasar sus malas decisiones literarias, sus equivocaciones. Espero que en la próxima secuela, Fanny Campos realice perfectamente la vanguardia literaria que ha intentado en Hystera / Hystrión.

Fanny Campos

Hystera/Hystrión

Balmaceda Arte Joven, 2015

__________________________

Eduardo Farías Ascencio (Santiago, 1985) es Licenciado en Letras Hispánicas PUC y Magíster en Edición por la Universidad Diego Portales/Pompeu Fabra. Ha publicado poemas y críticas en diversos medios. Se ha desempeñado también como editor en la Revista Grifo. Actualmente es director editorial de Gramaje Ediciones.

CC licencia

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: