Archivos Mensuales: marzo 2013

Panorama de la edición anarquista santiaguina (2010-2012)1

Primera parte

por Eduardo Farías A.*

1El conocimiento profesional de la edición no sólo permite producir libros sino que también se utiliza como corpus teórico para analizar el mercado editorial. Así, la investigación editorial trabaja desde el conocimiento que se ha creado en la edición y su labor consiste en analizar su objeto de estudio que es el libro; en él operan al mismo tiempo una multiplicidad de factores que pueden ser reunidos en cinco etapas: proyección editorial, edición, impresión, distribución y lectura. Todas las etapas en la vida de un libro permiten que la investigación editorial asuma diversos enfoques, así analiza tanto lo que está adentro del libro y fuera de este, y cuando asume lo último mira tanto lo que está en el centro como lo que está en los márgenes del mercado editorial.

Este artículo se inscribe dentro de la investigación editorial y los objetivos son configurar un panorama de la situación actual de la edición anarquista en Santiago; un panorama que dé cuenta en términos ideológicos y editoriales de su lugar, considerando la existencia de la edición de grandes grupos económicos y del mercado capitalista, y analizar los libros y plaquettes que hacen circular las editoriales anarquistas enfocándome en los factores claves del libro: formato y diseño, edición y catálogo.

El corpus de editoriales está sujeto a límites cuando el investigador es también un lector. Considerando eso, el corpus está limitado por la experiencia de búsqueda y de lectura. Así, se divide en dos grupos: 2010 y 2012. En el año del terremoto catalogué a 12 editoriales, entre ellas a Ediciones Espíritu Libertario, Editorial Desde Abajo, Ediciones Ideácrata, Subamérica Ediciones y Acción Directa Ediciones2. Mientras que en el 2012 catalogué a 23 editoriales, entre ellas se encuentran Ediciones Germinal, Crimental Ediciones, Libros de Anarres (Argentina)3, Ediciones Calavera, Ediciones Sin Nombre4.

La apuesta por el formato y el diseño en la edición ácrata

2La característica principal del libro en la edición anarquista es la calidad de su producción que depende directamente de si la impresión se realiza a través de terceros -una imprenta- o si se asume artesanalmente. Esta decisión editorial sin duda se debe al costo de producción que puede alcanzar un libro. Ediciones Espíritu Libertario es la editorial que utiliza el libro en 2010. Actualmente, Sarri Sarri Ediciones, Editorial Germinal y Libros de Anarres evidencian el uso del libro como un formato consolidado.

La plaquette es el formato que más se utiliza en la edición anarquista y también presenta diferencias. Lo barato y asequible que resulta la fotocopia ha afianzado la existencia de muchas editoriales. Por ejemplo, Editorial Primera Vocal publicó sin corchetes El control de los medios de comunicación de Noam Chomsky y Las matanzas de anarquistas en la revolución rusa de Juan Manuel Ferrario, Ediciones Nómade publicó sin corchetes La sociedad punitiva de Michel Foucault. También, en Diciembre de 2006 Editorial Desde Abajo publica Evolución, Revolución y Anarquismo de Elisée Réclus, plaquette que utilizó un cartón impreso como portada y Acción Directa Ediciones usaba un papel color celeste como portada. Todas estas editoriales datan del corpus realizado en el 2010 y utilizan la media carta como tamaño del formato. Otras editoriales, como Subamérica Ediciones y La Picadora de Papel, usan un tamaño mucho menor en sus plaquettes.

3En la actualidad las editoriales que utilizan la media carta son Ediciones por el Borde, Ediciones Apestosas, Afila Tus Ideas Ediciones, La Madriguerra Ediciones y  Editorial Pluma y Mente. Estas tres últimas editoriales retoman la decisión de Acción Directa Ediciones de utilizar una hoja de color como portada. La única editorial hasta el momento que ha utilizado como tamaño un cuarto de carta es Ediciones Germinal con su colección “Co-Crear”. Otras editoriales han estado utilizando tamaños entre la media carta y cuarto de carta como ProKaos (con sus Apuntes de Bolsillo), Editorial Calavera y Ediciones Germinal (con su colección “Deconstruir”), Crimental Ediciones y Editorial Eleuterio.

El diseño de un libro está dividido en su diagramación y su cubierta. Estos dos elementos tienen un funcionamiento opuesto. Por una parte, el lector en un libro concentra su atención en el contenido y no en la diagramación, por ende, el diagramador debe disponer el contenido ocultando su trabajo al lector. Cuando sucede lo contrario, es decir, cuando la tipografía, el interlineado y/o la caja de texto se hacen evidentes en la lectura, la diagramación presenta ripios. De tal manera funciona el diseño interno. Por otra parte, el diseño de la cubierta funciona en la lógica completamente opuesta, pues esta no debe pasar desapercibida para el lector. La cubierta se tiene que exhibir ante el comprador, es una estrategia de venta. Comúnmente una cubierta solo representa la obra que contiene, aunque la cubierta puede exhibir también una identidad editorial. Tanto en la diagramación como en la cubierta, el editor debe decidir las características de cada elemento. Analizar el libro en estos términos nos permite comprender en qué medida el editor es consciente del libro como un objeto de lectura y de consumo.

4En relación a la diagramación, la edición anarquista muestra que, en general, no hay una preocupación por factores como la tipografía, el interlineado o la caja de texto. Cuando no existe la preocupación del editor por el objeto libro, este trabaja de manera a la vez consciente e inconsciente. La razón de la dicotomía es que, por una parte, cualquier persona puede componer un texto utilizando una letra, un espacio entre líneas y márgenes; la diagramación es un conocimiento cultural y funcional que opera tanto al escribir con lápiz y papel como al hacerlo en algún procesador de texto. Cuando el editor diagrama utiliza el conocimiento editorial. El editor debe preguntarse qué márgenes, interlineado y tipografías utilizar para cada libro. En este aspecto, la edición anarquista muestra una evidente desprolijidad. Sin embargo, existen excepciones. En el formato libro puedo nombrar a Sarri Sarri Ediciones, Libros de Anarres y Editorial Nihil Obstat, Ediciones Espíritu Libertario. En el formato plaquette destacan Editorial Puñales con Tinta, La Picadora de Papel, Editorial Eleuterio y Ediciones Germinal, Subamérica Ediciones y Crimental Ediciones. Estas dos últimas editoriales demuestran un profesionalismo evidente.

En relación al diseño de cubierta, su calidad no depende de la diferencia entre formatos, ya que al igual que en la diagramación se establece a partir de las decisiones del editor, quien debe decidir entre una cubierta que exhibe un formato único y atrayente o un diseño que evidencia la identidad editorial.

5Por una parte, en el formato rústica destaca Libros de Anarres, que visualiza en sus portadas rojo-negra la identidad de su colección y que, por ello, es muy identificable para el lector. También destaca Sarri Sarri Editorial por el uso del color, de la tipografía y de la fotografía, características relevantes en su estética de diseño e identidad editorial. Por otra parte, en el formato plaquette destaca La Picadora de Papel por la variedad en sus diseños de cubierta mostrando que cada libro es en sí único; por ello no exhiben una identidad editorial. Destaca también Subamérica Ediciones que exhibe una identidad que por medio de la simplicidad del diseño de cubierta, basado principalmente en la diferencia de altura de la tipografía que se establece entre el nombre del autor y el de la obra. Actualmente, destaco a Crimental Ediciones, donde se aprecia una identidad editorial en el trabajo de la altura y grosor de la tipografía junto con el uso de un cartón café como portada. Editorial Eleuterio es un caso interesante, ya que sus cubiertas exhiben identidad editorial: la colección Breve tiene un diseño muy diferente del de la colección Cuadernillos Literarios.

Eduardo Farías Ascencio (Santiago, 1985) es Licenciado en Letras Hispánicas PUC y candidato al grado de Magíster en Edición por la Universidad Diego Portales/Pompeu Fabra. Ha publicado poemas y críticas en diversos medios. Se ha desempeñado también como editor en la Revista Grifo.

Notas 

1 Este artículo es la continuación y reformulación de un acotado estudio de investigación para el curso Historia del Libro de Bernardo Subercaseaux en el Magíster de Edición de la Universidad Diego Portales y Universitat Pompeu Fabra. Algunos datos de ese estudio están citados en la última edición de Historia del libro (Cuerpo y Alma) de Bernardo Subercaseaux.

2 Las otras editoriales son Ediciones Papel Libertario, Ediciones Nomade, Editorial Primera Vocal, Editorial Problema, La Picadora de Papel, Fuego Cruzado Ediciones y Editorial Cuadernillos Incendiarios.

3 La presencia en Chile de Libros de Anarres con su colección Utopía Libertaria no pasa inadvertida en el movimiento y aunque no quepa dentro de la edición chilena, su presencia y la calidad de su trabajo merecen estar dentro del corpus y del análisis.

4 Editorial Sedición, Editorial Los Niños Salvajes, Editorial Pluma y Mente, Mariposas del Caos, Más que Palabras Ediciones, Afila Tus Ideas Ediciones, La Madriguerra Ediciones, Ediciones Por El Borde, Ediciones Apestosas, Editorial Puñales con Tinta, ProKaos, Colonia Tolstoiana Editorial, Sarri Sarri Editorial, Editorial Nihil Obstat, Editorial Eleuterio, Editorial Hombre y Sociedad, Editorial Libre Iniciativa e Ignició

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,