Construir con detalles; breve reseña de “Esta rosa negra y otros poemas” (1961-2011) de Oscar Hahn

por Francisco Martinovich S.*

 

Esta rosa negra- Pfeiffer Hemos llegado un poco tarde, es cierto. No tiene caso obviarlo.

¿Pero qué ha cambiado desde la publicación en 2011 de esta edición conmemorativa de los 50 años del primer libro de Oscar Hahn? Claro, podríamos decir que un año entero ha pasado. Detalles. Que el autor del libro del 2011 es el destacado poeta Oscar Hahn y que hoy, un año después, es integrante de la selecta lista de Premios Nacionales de Literatura en Chile (compañero de equipo de nombres como Gabriela Mistral, Pablo Neruda, Pablo de Rokha, entre muchos otros que imagino el lector conocerá). Detalles, diremos, pues conmemorar la poesía de Oscar Hahn ha sido un ejercicio muy anterior a la edición de este libro.

Escribir sobre un texto consagrado por la crítica hace ya muchos años es sumergirse demasiado tarde en una discusión bastante cerrada. La poesía de Oscar Hahn tiene un sitial indiscutido como una de las más difundidas y alabadas entre la producción nacional en el género. Detalles. La autoridad y capacidad del autor de actualizar este material, sometiéndolo a una mano que, aunque persevera en su forma de ver la escritura, introduce cambios interesantes en un texto congelado en el tiempo hace cincuentaiún años, es poco discutible. Esta revisión fue publicada por Editorial Pfeiffer junto con los textos íntegros de 1961 y otros poemas emblemáticos de su producción. Aunque la calidad de estos textos esté definida más allá de las opiniones, se ha publicado el libro y algo habrá que decir sobre él, aunque sean solo detalles.

Al leer la obra, desde su presentación hasta el último poema, es posible atender al hecho de que su publicación cumple dos funciones: conmemorar el aniversario de la primera publicación del autor, pero también funcionar a modo de presentación panorámica de una propuesta poética. Se incluye también en esta edición un disco con la versión musicalizada de algunos poemas de Hahn (no exclusivamente poemas del libro conmemorado. Detalles) por parte del cantautor nacional Patricio Anabalón (harina de otro costal para esta breve reseña). Revisar estos detalles hoy nos permite pensar que este libro hubiese funcionado mejor individualizando las dos entregas ya enunciadas: por una parte, la muy merecida conmemoración de Esta rosa negra, y por otra, una edición totalmente distinta que introduzca y difunda la obra de Hahn desde el año 1967 en adelante, incluyendo la presentación del editor (que creo funciona más para esta última edición) y el mencionado trabajo musical.

En cuanto a los aspectos técnicos de la edición, puedo afirmar sin miedo a la exageración que esta es un verdadero lujo. La calidad de todo el material involucrado – ilustración de portada, diseño, calidad del papel, tapa, sonido y presentación del disco- es impecable. Existen sí, algunos detalles menores, pero detalles al fin y al cabo.

Aunque no puedo atribuirlo a todos los ejemplares del tiraje, el que tengo en mis manos presenta algunos problemas con la adición de una cartulina negra a modo de guardas en las caras interiores de las tapas del libro (detalle muy menor, pero, en mi caso particular, ya observado en otro libro de la misma casa editorial).

Otro detalle, quizás de menor importancia aun que el anterior, tiene relación con la diagramación y la ubicación, en una posición muy incómoda, de los números de página. Estos, en la lectura, muchas veces son bloqueados por la mano del lector. En algunas páginas (y en todas en las que la numeración alcanza los tres dígitos) hay números que parecen querer saltar desde el borde de la página hacia fuera del libro.

Otro detalle, y uno más grave y bastante inexcusable, son ciertos errores ortográficos que el lector podrá encontrar a lo largo del texto. Me parece que en el nivel de tiraje y en correspondencia a la calidad del texto y de presentación de esta obra, fallas como esta no se pueden presentar.

En suma, un lector conciente de la importancia de Oscar Hahn en el panorama literario nacional no puede sino agradecer este tipo de publicaciones que revitalizan y traen a nuestras manos textos tan valiosos como esquivos. Cuando una editorial invierte en este tipo de producciones (y en este libro en particular es evidente que así ha sido) se genera un producto de gran nivel, construido a través de la preocupación por atraer al lector con interesantes detalles (habrá que atender eso sí, a los que no funcionan a favor de la edición). Es de esperar que en el futuro podamos ser testigos de más producciones con este nivel de dedicación, no solo para la obra de autores consagrados como Oscar Hahn, sino que ofreciendo este tipo de trabajo profesional a toda clase de nombres.

Oscar Hahn

Esta rosa negra y otros poemas (1961-2011)

Editorial Pfeiffer, 2011.

Francisco Martinovich Salas. Es Licenciado en Letras Hispánicas y Certificado Académico en Estética de la cultura en América Latina de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Actualmente concluye sus estudios de Magíster en Literatura en la Universidad de Chile. Ha publicado su obra poética de manera dispersa. Desde 2006 ha participado activamente como invitado y organizador en múltiples ciclos, recitales y encuentros literarios.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

2 pensamientos en “Construir con detalles; breve reseña de “Esta rosa negra y otros poemas” (1961-2011) de Oscar Hahn

  1. Gloria dice:

    Perdón, pero me llama la atención que primero se señale que la edición es un verdadero lujo y luego se describan una serie de “detalles” no menores que afectarían significativamente el lujo mencionado. ¿Es o no es un lujo la edición? . Los textos de Hahn…siempre son un lujo, para mi gusto.

  2. Francisco Martinovich dice:

    Gloria: de acuerdo a lo planteado, ya el gesto y la acción de re-editar, o presentar una edición conmemorativa del texto, con los materiales y la evidente dedicación que se pone en ella es un lujo. Esto no quita que, aun en un producto de este nivel (en términos del texto, los materiales, y la dedicación que se evidencia) existan “detalles” que empañen la edición. Dependerá de la agudeza o maña del lector el determinar en qué medida estos “detalles” ensucian la lectura o el placer de enfrentarse al objeto libro. Para mi, como lector, me presenta una contradicción, pues el esfuerzo en generar un producto de este nivel debería ser equivalente al que se pone, precisamente, al revisar que estos “detalles” no lleguen al ojo del lector, y sean corregidos previamente (tanto por respeto al lector, como a la edición misma, la cual, de todas maneras pierde con estos “detalles”). Espero contestar satisfactoriamente a tu duda, y disculpa la tardanza en esta réplica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: