Archivos Mensuales: diciembre 2012

¡Feliz año nuevo 2013!

año nuevo 2013

Anuncios

La escritura del delirio: “Llamaradas de nafta”, de Hernán Castellano Girón

por Bárbara Cáceres Ch.

Llamaradas de nafta - CunetaEn el prólogo de Llamaradas de nafta, Galo Ghigliotto, editor y creador de Editorial Cuneta se toma el tiempo para presentar a Hernán Castellano Girón como si fuera un nuevo autor que viene de otra tierra. Sin embargo, Castellano Girón lleva una trayectoria con publicaciones que se inician en los años 60; con premios donde Julio Cortázar y Mario Vargas Llosa fueron parte del jurado; con participación en actividades literarias junto a Allen Ginsberg y William Burroughs. Pero como dice Ghigliotto, “ese autor es prácticamente desconocido en su propio país” (p.7).

Llamaradas de nafta se compone de once cuentos publicados en distintas ediciones, a excepción del cuento que da título al libro  y “Transylvania Boogie”, publicados por primera vez aquí. Para un lector desinformado, la presencia de vampiros en ciertos relatos podría leerse acorde a la moda juvenil actual, solo que ese lector no le puso atención a la fecha de creación del relato (1972) o al escenario en que este se desarrolla. Si la escritura de Castellano Girón se pudiera describir de algún modo (cosa que es muy difícil, por no decir imposible), la primera palabra que trataría de usar es delirante. Si se cercara la realidad en límites específicos, se podría decir que el narrador está en un desvarío constante.

Pero pensar en fronteras no es preciso para la literatura, ni para el arte —aunque, en general, no debería serlo para nada. En los cuentos los personajes se pasean por acontecimientos que, vistos desde afuera, parecen extraordinarios, pero que en su escenario no son más que relaciones aleatorias sin cuestionamiento, y que de todas formas arman un relato coherente: “Interroga los adoquines con una cinta de centímetros. ¿Qué responderán?: que hay un dinosaurio muerto en nuestros corazones, vivo en la piel que engruesa, en la periferia donde se manifiesta nuestro único tipo de vida” (p.56).

Dejando de lado cualquier relación que se pudiera hacer con el surrealismo, la narración se desenvuelve como si el autor la estuviera soñando: así de desenfadado es el ambiente. En medio de citas musicales, o fílmicas, como remembranzas y flashes de todo lo que uno ha vivido y ha visto, la narración hace interactuar diferentes elementos en un mismo espacio que es para todos cotidiano. En el cuento “Parisian Thoroughfare” el narrador pareciera radicalizar esta postura cuando menciona que “París no es otra cosa que un sueño que muchos hombres soñaron al mismo tiempo” (p.86) y que “siempre que llegues en sueños a París —y no hay otro modo de llegar, realmente—” (p.88).

El vínculo de elementos narrados es tan desatado que el intento por leerlos de manera lineal será de seguro un fracaso. Leer los cuentos de Hernán Castellano Girón es ensimismarse en la narración como si esta fuera lo que uno está soñando en ese preciso momento, o como si el escenario relatado por el autor estuviera ocurriendo en la pieza de al lado.

Con una escritura muy cuidada y a ratos poética, la narrativa de Castellano Girón se resbala entre un elemento y otro, y más allá de que “los lineamientos no existen, o bien, se hacen invisibles”, se podría decir que estos se disparan sin dirección predeterminada, conectando de maneras singulares y sin prejuicios, embarcándose en una navegación que es por definición azarosa: “Viajemos, volvamos a dormir” (p.90).

Llamaradas de nafta

Hernán Castellano Girón

Cuneta, 2012

Bárbara Cáceres Chomalí (Santiago, 1983) es Licenciada en Estética por la Pontificia Universidad Católica de Chile y ha realizado estudios de artes visuales (Universidad Arcis), de arquitectura (PUC) y el Diplomado en Edición y Publicaciones, PUC.

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

Antes que se acabe el mundo: una visita a La “última” Furia del Libro

por equipo PyC

stands_furiaCon la presencia de 48 editoriales independientes, un público que rompió todas las marcas de asistencia y una actitud apocalíptica, cerca de las 20 hrs. de este viernes, se dio inicio a La Furia del Libro en su versión 2012 llamada irónicamente La “Última” Furia del Libro.

PyC estuvo allí pese a ser el último fin de semana de la Historia para tomarle el pulso a La Furia. Si no pudiste ir, no te conectaste a nuestra transmisión en vivo o quieres revivir los mejores momentos, te presentamos un resumen de lo ocurrido día a día:

Viernes 14

La Furia partió con el pie derecho: una lectura de algunos de los poetas y narradores más destacados del circuito; Nadia Prado, Yuri Pérez, Marcelo Leonart, Simón Soto y Alejandra Costamagna, quienes presentaron a los asistentes textos de sus últimas publicaciones. La inauguración continuó con la banda de Valparaíso LaSmala. Con una interesante fusión de ritmos latinos, europeos y jamaiquinos, LaSmala logró entusiasmar al público, bastante numeroso ya a esa hora.

Sábado 15

Pasado el mediodía los stands de las editoriales ya estaban instalados. El público de la Furia del Libro se hizo presente en una tarde nublada y calurosa. Así, cerca de las 16 hrs. los visitantes se aglomeraban en los stands. A esa misma hora continuaban las actividades en la Sala de Conferencias 1 del GAM.

Al igual que el primer día, Poesía y Crítica cubrió vía streaming las actividades de la tarde. Primero, fue la presentación del libro Crónica de Tollan de Manuel Illanes (Piedra de Sol ediciones, 2012) a cargo de César Cabello y Kurt Folch. El autor leyó textos de este poemario que construye una voz prehispánica desde la potencia del mito, el misterio y el origen.

Luego, fue el turno de Estación noche, el último libro de Javier Bello (Libros La Calabaza del Diablo). La presentación de este poemario estuvo a cargo de David Preiss y Raúl Zurita. En una sentida presentación, este último destacó la importancia de la poética de Bello en el marco de la generación de los 90 y rescató el fundamento humano de su obra, señalando que toda poesía real, desde su origen, es anterior a la verdad.

Posteriormente, la editorial Una Temporada en Isla Negra presentó los libros Pulsaciones de la derrota de Damaris Calderón y Espectros de Hernán Castellano Girón, dos grandes autores y dos grandes libros que aportan a la descentralización de la edición independiente.

Más tarde, Simplemente Editores presentó sus antologías Hombres con cuento y Las mujeres cuentan, con la destacada participación de Andrea Jeftanovic, Pía Barros, Alejandra Basualto y Diego Muñoz, quienes leyeron algunos de los cuentos que integran estas notables recopilaciones.

Por último, se llevó a cabo la mesa de conversación Edición independiente y el fin del mundo tal como lo conocemos: nuevos caminos para el libro en donde participaron Galo Ghigliotto (moderador de la mesa y editor de Editorial Cuneta), Paulo Slachevsky (director de LOM Ediciones), Armando Uribe (editor y profesor de edición en Francia), Camilo Brodsky (editor de Das Kapital) y Nelson Zúñiga (editor general de Poesía y Crítica). Los temas expuestos en esta mesa fueron variados: Slachevsky expuso las directrices en la edición transnacional y la concentración editorial. Uribe mostró que hasta el momento en Francia ningún modelo de negocio sobre el libro digital ha funcionado. Brodsky habló sobre la edición independiente como un espacio de contrahegemonía y difusión cultural de la literatura chilena. Por último, Zúñiga habló sobre los nuevos lectores digitales y cómo la crítica, desde su lugar, debe ayudar a la profesionalización de la edición independiente.

Domingo 16

A partir de las 14:30 hrs. el público nuevamente recorría los stands. Los entusiasmados visitantes además de ojear los libros, hacer preguntas sobre los autores y pensar en la inmortalidad del cangrejo, asistieron a las actividades que se desarrollaban en la ya célebre Sala de Conferencias 1.

A las 16 hrs. se lanzó el poemario Lumbral de Antonio Guajardo (Editorial Pfeiffer), presentado por Raúl Zurita y Rafael Rubio. Con sentidas palabras, el autor agradeció a quienes le permitieron llevar a cabo su obra, para luego dar lectura a poemas cargados de una voz personal y de visitas a las formas métricas tradicionales.

presentacion_lihn

Homenaje a Enrique Lihn

Luego, se presentó el libro Querido Pedro. Cartas de Enrique Lihn a Pedro Lastra (1967-1988) publicado por Das Kapital y presentado por Guillermo Valenzuela y Jaime Pinos, con un homenaje al poeta, marcado por la lectura de algunos de sus poemas en la voz de reconocidos autores nacionales. Un emotivo momento se vivió cuando Pedro Lastra habló respecto a su relación epistolar con Lihn y leyó parte del prólogo a la edición, además de un poema del autor de las cartas. Resulta destacable el trabajo de investigación realizado por Brodsky para dar a conocer a los lectores este material que permaneció guardado en el Archivo Nacional desde fines de los 80.

Cerca de las 18 hrs. Sangría Editora lanzó Oceana de Maori Pérez presentado por Florencia Edwards y Cristián Montes. En una poco habitual presentación, Florencia Edwards relacionó la novela de Pérez con el mundo de los videojuegos, tras lo cual el autor leyó algunos fragmentos de su obra.

Para cerrar esta “última” Furia del Libro, Tristán Vela – más conocido como Mantoi-  leyó poemas de su libro El percatarse (Cuarto Propio). Esta actividad se desarrolló en el escenario de la Plaza Central del GAM. Tras la presentación de Mantoi, tuvo lugar la tradicional lectura furiosa: una maratón poética con inscripción abierta, en la que los autores compartieron algunas de sus creaciones, siempre dentro de los tres minutos de rigor. Destacó la interesante variedad de voces, temas y propuestas literarias que se sucedieron bajo el oído atento del público.

Sin duda, esta Furia del Libro no será la última –sí, porque el mundo sigue- y su éxito se aprecia en varios sentidos: propuestas editoriales fuertes y jugadas, el desarrollo de una actividad cultural real, fuera de los blanqueados marcos de la institución y la visita de una cantidad importante de personas para ver y adquirir excelente literatura, cosa que, felizmente, contrasta con las lapidarias cifras de lecturas a las que estamos acostumbrados.

Picha aquí si quieres revisar los archivos de audio de las presentaciones

Pincha aquí si quieres ver más fotos de La “última” Furia del Libro

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,