Amor y surrealismo en Encuentros Oníricos, de Ludwig Zeller

por Eduardo Farías A.*

 1

 EncuentrosOníricos(Ediciones Corriente Alterna, 2012) de Ludwig Zeller es el último poemario del autor publicado en Chile luego de PreguntasalaMédiumyotrospoemas y Alphacollage. El poemario publicado por Corriente Alterna consta de 16 poemas más varios collages que enriquecen visualmente la edición del libro. Por ende, leemos un objeto poético-visual.

Sin duda, el horizonte de lectura de este poemario está marcado por los temas del  amor y del surrealismo. Por una parte, EncuentrosOníricos nace de la relación amorosa entre Ludwig Zeller y Susana Wald. Los poemas están escritos para ella, tal como declara el autor en la solapa anterior del libro. Por otra parte, el autor entrega su propia visión del surrealismo y la importancia de esta vanguardia en su escritura: “El surrealismo es un instrumento con el cual es posible calibrar múltiples aspectos no sólo del lenguaje o de las artes visuales, sino una concepción total de la vida.” (p.59) Sin embargo, la escritura poética en EncuentrosOníricos no evidencia el uso de las técnicas literarias propias del surrealismo. La relación que establece Zeller entre esta vanguardia y su escritura se basa en la importancia atribuida al sueño, a lo onírico como una parte fundamental de la vida del hombre.

El primer poema lleva el título del libro y nos habla de este encuentro que se desarrolla entre la incertidumbre del sueño o la lucidez que implica el estar despierto: “Señora del Amor –le dije- te suplico / Pueda quedar grabada dentro de mí tu imagen y detrás / De los párpados retener para siempre aquella Gracia / que nos duele a nosotros los mortales… / Ella sonrió, repicó la malévola campana / Multiplicó su estruendo… Ahora responde, dime / ¿Estoy por fin despierto?” (p.11-13) El sueño es la realidad que permite este encuentro amoroso y que posibilita también la duda entre el sueño y la vigilia. A pesar de esta duda, podemos evidenciar que el discurso del hablante lírico está marcado por el proceso consciente de la escritura: el sueño es lo único punto que une este poemario con el surrealismo, y Zeller basa su escritura ‘surrealista’ en la capacidad de sostener un discurso consciente por medio de una concepción surrealista del sueño y de su importancia en la vida del hombre. Por ejemplo, en Lajoyainvisible: “Mi vida / es como un sueño: dos mujeres me muestran el filo de un milagro.” (p.15) O en Elfantasmadelcuadro,alaspintoras: “Sentado en el rincón soy el modelo, ese muñeco inmóvil / Y me pongo a soñar recordando una imagen, aquel punto invisible / De la vida” (p.21).

El sueño es el soporte conceptual sobre el cual se desarrolla la voz del hablante lírico, con la cual entrega poéticamente su visión y experiencia del amor: “Vivo yo atado a un sueño, a un fantasma que llora / Por aquella muñeca que gira velozmente, / Esa mujer de sombras […] Ella gime a mi lado, quiere mezclar sus lágrimas / Con la oscura corriente del tambor que golpea / Despeñado en mi sangre que se arrastra a lo lejos / Donde sin cuerdas quémanse las ruinas del ayer. // Hoy me duele tu llanto, mi muñeca encantada. / De madera es tu cuerpo, de fuego el corazón.” (p.31) Sobre lo mismo, Zeller enfatiza “ese misterio / Del amor, el génesis de esa cintura que arde / Y tú por dentro escuchas el tic-tac de la sangre.” (p.45) Sin embargo, el tema del amor, elemento fundamental de este poemario, no se desarrolla mucho más que las evidencias aquí proporcionadas.

Zeller también discurre sobre la problemática vinculación del sueño con el lenguaje. Como dice el poeta: “es difícil ajustar a la realidad esas imágenes entrevistas / En el sueño, la humareda cubre el horizonte de las palabras” (p.33). O en LavejezdeHölderlin: “cuando pulía piedras buscando palabras […] Con Wera recorrimos cada antorcha buscando, traduciendo / Una salida que nos diera el lenguaje de tus imágenes, / Ese seguir a ciegas el centelleo sonoro de las palabras / Que quebrarán por fin los bordes de la noche.” (p.49)

Además, Zeller incorpora la relación vida-muerte, lo que se constituye en el tercer tema de este poemario y aparece desde Buscarloimposible, donde la vida y la muerte se relacionan con la escritura: “Se vuelve de lo imposible a lo que desconocemos, aquello / Que nos espera desde hace siglos bajo el polvo. Se vuelve, / Sin entender por qué, al horizonte del recuerdo. // Se retorna al espacio abierto de una tumba. […] Que nos permite volver a renacer del otro lado; / Se vuelve al fondo de los surcos como cualquier semilla, / Se escribe por hastío, por cansancio de buscar lo imposible” (p.19) Sin duda, este tema está sostenido y permeado por una visión más bien tradicional, pero el mensaje ha sido trabajado poéticamente como, por ejemplo, en “pasamos como el viento / Susurrando” (p.35) o “No cesan de moverse los negros minuteros del reloj, la huesuda / Muerte te busca, te persigue en corredores donde saltas / De este año al venidero y quedas libre por unos segundos” (p.35). Finalmente, “¿Quién sostiene las ruedas de este atroz / Mecanismo? ¿Por qué los huesos arden / Como teas? Ni tú ni yo entendemos las razones / De raíces que cantan allá abajo en lo oscuro.” (p.37) Estas reflexiones poéticas sobre el tema de la muerte multiplican los sentidos de lectura que se generan en el poemario, pues su temática no está restringida solo al amor como lo sugiere el título del libro.

Sin embargo, dada la brevedad del corpus poético, el tema principal de EncuentrosOníricos no queda totalmente trabajado, ni menos agotado. La cercanía amorosa de Ludwig Zeller con Susana Wald no se evidencia más allá de lo expuesto. El poema EnriqueGómez-Correa es un fragmento poético de gran calidad que dentro del libro, a mi juicio, no encaja con la temática de la obra.

2

La obra poético-visual de Ludwig Zeller calza excelentemente en la visión editorial de Corriente Alterna. De tal forma, la edición desde un punto de vista gráfico está a la altura de la calidad poético-visual de la obra de Zeller, salvo por pequeñas erratas ortotipográficas. Por otra parte, las dos tipografías utilizadas realzan la importancia de la visualidad en el poemario. No obstante lo anterior, la reducción del cuerpo de letra en el poema Elfantasmadelcuadro… puede incomodar a un lector que está acostumbrado a la uniformidad tipográfica del texto. También puede resultar incómodo tanto el excesivo tamaño de letra utilizado en el índice, respecto de las alturas utilizadas en el poemario, como la numeración de páginas en blanco.

El juego visual de la ventana redonda en la cubierta -¿o es una sobrecubierta?- da cuenta desde antes de la lectura del encuentro erótico; la mujer del collage está marcada por la desnudez sexual, que en el poemario será “la imagen prohibida de esa flor invisible que cual / Una centella va cruzando el terciopelo negro / De la noche. // Los labios de esa herida / Que hoy escucho vibrar” (p.15). Así, el trabajo gráfico en la portada de este libro previsualiza materialmente el contenido del mismo, generando una continuidad desde la imagen a la palabra.

Ludwig Zeller

EncuentrosOníricos

Ediciones Corriente Alterna, 2012

EduardoFaríasAscencio (Santiago, 1985) es Licenciado en Letras Hispánicas PUC y candidato al grado de Magíster en Edición por la Universidad Diego Portales/Pompeu Fabra. Ha publicado poemas y críticas en diversos medios. Se ha desempeñado también como editor en la Revista Grifo.

Licencia Creative Commons
Amor y surrealismo en Encuentros Oníricos, de Ludwig Zeller por Eduardo Farías Ascencio se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en poesiaycritica.wordpress.com.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 pensamientos en “Amor y surrealismo en Encuentros Oníricos, de Ludwig Zeller

  1. Javier dice:

    uds son secos pa encontrarle pifias a los índices jjjjjjjjjjjj pero no le achuntan mucho en los contenidos. charcha la critica al libro Anima adjunta, poco jugada, tibia.

    • Estimado lector: Gracias por leer nuestras poco “achuntadas” críticas. Me imagino que Ud. debe tener una lectura mucho más certera. En ese caso, le invitamos cordialmente a enviarnos un texto crítico o un artículo. Las puertas de PyC están abiertas no solo a los fáciles comentarios, sino también al trabajo serio y riguroso de quien desee hacer un aporte.
      Saludos

      PyC

  2. Javier dice:

    No se trata de que yo pueda hacer mejor o no una crítica que ustedes, se trata de que si tienen una página de crítica literaria, ésta se justifique con buenas críticas. Saludos.

    • Estimado lector: otra vez gracias por volver a nuestro sitio. En primer lugar, nos parecería muy acertado si Ud. pudiera definir qué entiende por una “buena” crítica. Para nosotros, una crítica no es necesariamente un texto polémico ni que pretenda tener la verdad absoluta o la lectura definitiva de cierto texto. Desde nuestra perspectiva -como equipo de trabajo- sostenemos que una crítica no es un texto que le indique la lector cómo debe leer una cierta obra, sino que es un texto propositivo, que da cuenta de una posible lectura. Por esto, no creemos que una crítica sea “tibia”, como Ud. menciona, sino que es una lectura posible. Además, como se dará cuenta si revisa nuestra línea editorial, nosotros no tratamos solo el texto-como es la lógica esencialista de la literatura- sino que consideramos que un texto es lo que dice más el soporte en el que está inscrito, por lo tanto el libro en cuanto objeto de producción y de consumo es de primera relevancia. De ahí que sean importantes las observaciones sobre la cubierta, el tipo de papel, la tipografía, la diagramación, etc., porque son elementos significantes a la hora de recepcionar críticamente un libro, y no solo un texto. Ni el lector ni el crítico se enfrentan nunca al manuscrito, lo que llega a nosotros es un producto editorial, que se supone ha pasado por ciertas etapas mínimas de edición/corrección. Por esto es que un índice, por ejemplo, se vuelve un elemento más que consideramos a la hora de hacer nuestras lecturas. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: